Saltar al contenido

¿Qué es la agricultura de precisión?

4 de abril de 2021
agricultura de precisión

Máquinas explotando exhaustivamente el campo de cereales (compactando el suelo y acelerando el proceso); terrenos revueltos en contraestación, escarificados y sin ninguna protección (como consecuencia del uso de técnicas como el arado y la grada, ya suplantadas por la siembra directa); uso homogéneo de pesticidas y fertilizantes en terrenos con características diferentes (lo que provoca el despilfarro y la contaminación de partes del suelo)… No hace tanto tiempo que este escenario era común en la rutina de los agricultores. ¡Hasta que la agricultura de precisión se consolidó en la agroindustria!

En nuestro artículo de hoy, entenderás el motivo por el que tu propiedad no puede dejar de aplicar estas soluciones en su proceso de producción. Merece la pena continuar leyendo.

La agricultura de precisión acabará con los viejos métodos de siembra

El mundo ha cambiado y no se puede negar que los sistemas de plantación también están cambiando. En 1980, sólo el 7% de las explotaciones tenía un tractor. ¿Puedes creerlo? Además, se utilizaba la azada y la tracción animal, y no se corregía el suelo, lo que daba lugar a una baja producción.

¿Te imaginas producir hoy en día en estas condiciones? Pues bien, al igual que en los años 90, los que se empeñaron en mantenerse al margen de la mecanización y la biotecnología fueron engullidos por el mercado, hoy no es posible imaginar un futuro diferente para quienes, en plena era de la agricultura digital, siguen evitando las nuevas tecnologías y la maquinaria propias de la agricultura de precisión. No será este tu caso, ¿verdad?

Es la selección natural de la agroindustria. Y liderando este “darwinismo”, vemos sensores de rendimiento, empleo de drones agrícolas y equipos autónomos. Además, el big data ya se está utilizando en la agricultura, llevando la agricultura a un nuevo nivel, al ritmo de la revolución que el Internet de las Cosas (IoT) está provocando en otros segmentos de la economía.

El resultado de estas nuevas tecnologías en el campo ayuda a la reducción de costos en la agroindustria, provoca un menor impacto ambiental (mayor longevidad del suelo), extrema eficiencia en el control de plagas, mayor productividad agrícola, reducción de costos con el mantenimiento y asistencia técnica de los equipos, entre otros cientos de beneficios.

Es la era de la agricultura digital, es la era de la agricultura de precisión.

¿Qué es exactamente la agricultura de precisión?

Es muy fácil explicar en qué consiste esta nueva visión de la agricultura. ¿Imagina que hubiera máquinas inteligentes que, a partir del análisis de los datos del suelo, pudieran identificar las necesidades reales de cada fragmento de parcela? Con ello, ¡se podría hacer la pulverización de forma automática!

Además, también sería posible aplicar plaguicidas y fertilizantes localizados a dosis variables (diferentes volúmenes aplicados según las necesidades específicas de cada metro cuadrado). Sólo con este principio de razonamiento, ya puedes adivinar la economía de escala que tendría tu propiedad, ¿verdad? Eso es la agricultura de precisión en el día a día.

No obstante, este enfoque de producción va más allá. Se trata de sistemas inteligentes para realizar riegos de precisión (optimizando el uso del agua en los cultivos), mapeo en tiempo real de las condiciones de plantación (que se puede ver a distancia a través de un smartphone), cálculo automático del análisis del vigor vegetativo, para estimar la producción, entre un océano de cambios en la forma de pensar la producción en el campo.

También conocida como AP, la agricultura de precisión es un conjunto de prácticas agrícolas que utilizan tecnologías en el campo -como la Inteligencia Artificial, el Internet de las Cosas (IoT), el análisis de datos a través de algoritmos (Big Data), la geolocalización, la automatización y la robótica- para hacer el proceso de cultivo más preciso, automatizado, inteligente e independiente.

Además de las herramientas de precisión, el enfoque también cambia. En la agricultura convencional, la zona de producción se considera homogénea, lo que lleva a los agricultores a utilizar las necesidades medias del espacio.

En la práctica, esta mentalidad hace que se aplique la misma cantidad de fertilizante en largos tramos de suelos completamente diferentes, lo que culmina en un despilfarro y una productividad muy variable. La agricultura de precisión es una forma de gestionar un campo productivo metro a metro, teniendo en cuenta que cada parte de la explotación tiene características diferentes.

¿Cómo funciona la agricultura de precisión en la práctica?

Hoy en día, las soluciones de AP se centran no sólo en la aplicación de fertilizantes, sino también en la siembra, la pulverización y la cosecha. Precisamente por ello, es importante tener en cuenta que esta moderna forma de organizar la producción está vinculada a un completo sistema de gestión agrícola que tiene en cuenta la variabilidad espacial y temporal de la explotación.

De este modo, la productividad, el análisis del suelo (características químicas y físicas, nivel de compactación), el control de plagas y la gestión de la maquinaria son otros aspectos de la agricultura que trabaja la agricultura de precisión.

Este modelo, que combina la tecnología en el campo con nuevas estrategias de cultivo, se ha utilizado principalmente en los cultivos de café, maíz, soja, caña de azúcar y frijoles. Sin embargo, el éxito del método en la productividad agrícola amplió las fronteras de la agricultura de precisión a la fruticultura, la ganadería de precisión y el riego de precisión.

Su uso ha llevado a muchos productores rurales (incluidos los de tamaño medio) a conseguir la minimización de los impactos ambientales, el aumento de la sostenibilidad del suelo, la disminución del coste de producción, el aumento de la producción agrícola y, por supuesto, el aumento del margen de beneficio.